cerLa Dirección General de Ganadería prohibió la importación de cerdos vivos desde Estados Unidos, donde se registra la diarrea epidémica porcina (PED, en inglés), una enfermedad causada por un coronavirus, mientras que en el país aumentó las medidas de bioseguridad de las granjas locales y pidió a los porcicultores a aumentar la protección y vigilancia en todas sus instalaciones.



En un comunicado, Ganadería indicó que tomó la medida ante denuncias recibidas el pasado 12 de este mes sobre casos de diarrea y vómito en cerdos recién nacidos en granjas del municipio de Cayetano Germosén, provincia Espaillat, procedió a hacer una investigación para determinar las posibles causas del problema, “tomamos muestras y se estableció una cuarentena de la zona afectada (cordón sanitario)”, informó.


Las muestras fueron enviadas al Laboratorio Veterinario Central  (Lavecen) y al National Laboratory Service (NLS), Ames, Iowa, Estados Unidos, por lo que se está a la espera del resultado definitivo del diagnóstico.


“Hasta la fecha se han manifestado signos clínicos sólo en dos granjas de la zona mencionada, en las que mantenemos la vigilancia dirigida”, enfatizó.