caamSANTO DOMINGO.- Los restos sometidos a pruebas de ADN para establecer si pertenecían al héroe nacional Francisco Alberto Caamaño Deñó, arrojaron resultado negativo.



Así lo establecen los análisis realizados por el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) a los restos exhumados del Cementerio Nacional de la avenida Máximo Gómez, y de los entregados en la residencia de su primo y compañero de combate, Claudio Caamaño.


El examen genético determinó que las osamentas pertenecen a dos cadáveres distintos, que no corresponden al líder constitucionalista. La exhumación de uno de los cadáveres fue realizada el primero de mayo, cuando el procurador General de la República, Francisco Domínguez Brito; el director del INACIF, Francisco Gerdo, y el ministro de Cultura, José Antonio Rodríguez, acudieron al cementerio.


Un equipo de médicos forenses, antropólogos y peritos de ADN buscaban determinar si los restos correspondían al héroe de la Guerra de Abril de 1965.


La medida se produce luego de que Caamaño Deñó fuera exaltado al Panteón de la Patria, durante una ceremonia encabezada por el presidente Danilo Medina.


En tanto, los restos del cráneo y costillas que tuvo guardados durante 26 años en su residencia de Pizarrete, provincia Peravia, Claudio Caamaño Grullón, fueron entregados 10 días más tarde al INACIF por éste, a los fines de comprobar si corresponden al líder revolucionario.


Ahora, las autoridades del Ministerio Público abrirán una investigación sobre la identidad de las personas a las pertenecen los restos.


Las pruebas fueron sustentadas con muestras tomadas a los familiares.


Francisco Caamaño fue exaltado héroe nacional de la República Dominicana 48 años después de la insurrección cívico-militar de abril de 1965 que dio origen a la segunda intervención militar de los Estados Unidos en el país, que frustró el retorno de la Constitución de 1963.


Nacido 1932 en, murió en la loma de Nizaíto en 1973, luego de llegar al país al mando de una expedición guerrillera compuesta por 9 hombres.


Los familiares se mantienen divididos respecto a los restos


Los resultados de la experticia que indica no corresponden al héroe nacional Francisco Alberto Caamaño Deñó, los restos analizados, mantienen divididos a sus parientes, quienes tienen posiciones encontradas sobre su autenticidad.


Por un lado, su hijo Francis Caamaño dice que siempre ha tenido dudas sobre la legitimidad de los restos imputados a su padre y que, de acuerdo con la Ley 4-13 serían trasladados al Panteón de la Patria.


Sostiene que siempre ha pensado que el cuerpo de su progenitor lo desaparecieron. Sin embargo, dijo sentirse satisfecho con los resultados.


Esa teoría es refutada por Claudio Caamaño Grullón, primo de Caamaño Deñó, quien refiere que no le cabe la menor duda de que se tratan de sus restos.


“Una cosa es un hijo y otra soy yo que, además de ser su familia, soy su compañero de toda la vida, de todas las cosas que hicimos, soy la persona más cercana a Francisco Caamaño”, apuntó.


En torno al caso, su viuda, Vicenta Vélez de Caamaño, sostuvo que sean o no sus huesos, lo importante es el valor de su dignidad.


Los planteamientos de los familiares de Caamaño Deñó son a propósito de la decisión de la Segunda Sala del Tribunal Superior Administrativo que ordenó de oficio al INACIF suspender las pruebas de ADN que se realizan a los supuestos restos del héroe nacional.