entiAl conmemorarse ayer el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres varias personalidades coincidieron en que falta mucho por recorrer en la meta de reducir las diversas formas de maltrato.


Alejandrina Germán, ministra de la Mujer, afirmó que existe voluntad política y compromiso del Estado para cerrar la brecha de género, pero aún existen importantes desafíos, por lo tanto, es necesario redoblar los esfuerzos para lograr la igualdad entre hombres y mujeres.


Durante un seminario para pasar balance a las políticas de género, Germán hizo un resumen de los programas de atención a víctimas, así como de prevención y persecución de la violencia contra la mujer que aplican los diversos organismos del Estado, los mecanismos legales, así como las metas al 2016. De su lado el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Mariano Germán, calificó los feminicidios como la forma más abominable en que se manifiesta la violencia intrafamiliar.


El magistrado destacó el trabajo y la responsabilidad del Estado para erradicar ese flagelo, que en lo que va de año ha cobrado la vida de 102 mujeres. Abogó por un cambio de cultura para eliminar la desigualdad entre hombre y mujer. No es suficiente. El procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, expresó que la reducción de un 25 % en las muertes de mujeres a mano de sus parejas o exparejas, no es suficiente, por lo que “hay que seguir fortaleciendo el sistema de respuesta y la prevención en esta materia”.