casaSANTO DOMINGO.- El nuevo embajador norteamericano en República Dominicana, James “Wally” Brewster, no vendrá solo al país. El pasado viernes, luego de que fuera juramentado por el vicepresidente de Estados Unidos, Joen Biden, se casó con su pareja de varios años, Bob J. Satawake.



“Que el embajador Brewster sea el octavo embajador abiertamente homosexual de EE.UU., sigue siendo una excelente noticia. El que se casara horas después de que el vicepresidente Joe Biden lo juramentara, sin dudas hace que sea aún más interesante”, apuntó en su página web, The New Civil Rights Movement, al informar sobre el evento.


De acuerdo con este portal, en una información publicada el sábado, durante el acto de juramentación el vicepresidente Biden citó al líder de los derechos civiles de la comunidad LGBT (Colectivo de lesbianas, gais, bisexuales y personas transgénero), Harvey Milk, “y dijo que los ideales de Estados Unidos son seguir adelante con ellos”.


Brewster es un copresidente de LGBT Nacional para el Comité Nacional Demócrata y es parte del Consejo de Administración del Fondo de Campaña de Derechos Humanos. Fue uno de los principales recaudadores del presidente Barack Obama durante la campaña de reelección de 2012. De acuerdo con una lista publicada por la campaña de Obama en 2012, Brewster y Satawake -su ahora esposo- recaudaron más de US$500,000 para la reelección.


También es el socio gerente senior de SB & K Global, su propia compañía, y es originario de Texas. Satawake, socio gerente de Chicago Luxury Group de Sotheby’s International Realty, es de Oklahoma.


La boda y la recepción se se realizaron en The Hay-Adams Hotel, en Washington, D.C., con vistas al Jardín Sur de la Casa Blanca.


El presidente Obama nominó a Brewster para embajador en República Dominicana en junio pasado, lo que levantó una ola de rechazó en el país, sobre todo de la Iglesia Católica y Evangelica. Cuatro meses después, el 3 de octubre, el Senado de EE.UU. lo ratificó en una votación unánime.


Rechazo en RD


Su nominación generó disgustos en las diferentes iglesias cristianas, al punto que llamaron a concentraciones en rechazo. Los representantes de las iglesias pidieron, incluso, al presidente Danilo Medina rechazarlo como diplomático. Ante las manifestaciones en contra, el encargado de negocios de la Embajada estadounidense, Daniel Foote, aclaró que Brewster no venía al país como un activista a favor de los derechos de los homosexuales.