atroSANTO DOMINGO.- “Quieren decir que un metro de tierra equivale a más o menos dos libras de arroz compradas en el colmado”, exclama Nicolás Campusano, habitante de Monte Adentro de Haina, quien sería despojado de la tierra en la que habita, junto a su padre y hermanos, por los trabajos de la autopista Circunvalación de Santo Domingo en el tramo entre las autopistas 6 de Noviembre y Duarte.


Ya la casa del hermano de Nicolás, José, no existe, y vive desde hace cuatro meses con familiares, sin haber recibido el dinero que el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones le prometió en cambio.


Lo peor, según se ha conocido en la comunidad, es que le van a pagar a la gente entre RD$100 y RD$350 el metro cuadrado por los terrenos ocupados.


José Campusano es padre de seis hijos. Vivía en una casa de madera y zinc de unos 100 metros cuadrados, lo que significa que le retribuirían unos RD$10,000. Su pregunta: “¿Dónde se compra algo por diez mil pesos?”


Al patriarca de la familia Campusano, Bienvenido, sólo le han cuantificado la vivienda de una propiedad en la que asegura tenía 155 matas de plátanos, 125 de guineos, 35 de rulos, 45 de guandules, 30 de molondrón, seis de tamarindo, 90 de yautías entre otros rubros.


La situación de los Campusano no es muy distinta a la de otros más, cuyos conucos ya son parte de los avances de la construcción de la importante autopista, y con quienes no se negoció económicamente; pero tampoco le ponen fecha al pago.


En total se estima que serán por lo menos 300 familias las removidas en todo el proyecto.


Andrés Abreu es otro a quien le arrasaron 18 matas de coco y una tierra llena de guandules, limón, naranja agria, aguacate y matas de plátanos. “Conmigo han acabado. Yo no creo que para construir una obra de progreso, haya que dejarnos en la miseria”, se lamenta.


Los campesinos de Monte Adentro y La Pared realizaron ayer una vigilia en demanda de que se les mejore las condiciones que hasta ahora, según acusan, Obras Públicas ha presentado.


Denunciaron que fueron bombardeados con bombas lacrimógenas por los militares que protegen el proyecto. Con la gran cantidad de militares con armas largas alrededor de la obra da a entender que el Ministerio está bien al tanto del descontento de la población por los tratos recibidos.


Javier García Gil, líder comunitario en la zona, expone que el costo del metro cuadrado en ese tramo de Haina puede alcanzar los RD$1,100 que suben por estar alrededor de una autopista. “Parece que el Gobierno quiere crear más pobreza que ese no es el mensaje que ha mandado el presidente. Porque a 100 pesos se reduce el valor de una tierra de seis hectáreas a 400 mil pesos más la pérdida de todo lo que hay ahí. El Gobierno va a crear un cinturón de pobreza”, denuncia García Gil.