dnSANTO DOMINGO.-  La Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés) ocupó 30 pacas de un polvo blanco presumiblemente cocaína o heroína, que supera los 1,000 kilos, a bordo de una lancha rápida que navegaba en aguas internacionales del mar Caribe con destino a la costa Sur de República Dominicana.



En la operación, en la que fueron apresados tres venezolanos, quienes transportaban la droga procedente de Suramérica, también participaron la Guardia Costera estadounidense, las autoridades de Colombia, la Armada Dominicana, la Fuerza Aérea de la República Dominicana y la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).


Los detenidos fueron identificados como: José Velázquez, Isael José Moya y Carlos Alberto, quienes desde República Dominicana fueron entregados a agentes de la DEA para ser procesados en los Estados Unidos.


“Se trata de una red de narcotráfico que, según la inteligencia de la DNCD tenía como intención penetrar la droga a territorio dominicano para posteriormente llevarla hacia los Estados Unidos”, declararon las autoridades de la DNCD en rueda de prensa.


El cargamento de la droga y los tres venezolanos detenidos en aguas internacionales fueron trasladados por las autoridades estadounidenses hacia el puerto de Sans Soucí, donde los recibieron el presidente de la DNCD, mayor general Souffront Velázquez y el jefe de la Armada, vicealmirante Edwin Dominici Rosario, para desde allí conducirlos a la Base Aérea de San Isidro.


Una vez en la terminal castrense dominicana, los detenidos y la droga fueron abordados en un avión de la DEA, en presencia del jefe de la Fuerza Aérea Dominicana, mayor general Manuel Hernández Hernández, que los trasladó a la ciudad de Miami para su sometimiento a la justicia.


A los tres detenidos se les ocupó, varios celulares, documentos personales, un GPS con el contenido de las coordenadas que marcaba la ruta de traslado de la droga, algunos garrafones de combustibles, y otras evidencias.