braceSD.- El presidente de la Unión de Trabajadores Cañeros de los Bateyes denunció que las autoridades del Instituto Dominicano de Seguro Social (IDSS) no permiten que los braceros soliciten sus pensiones con las fichas de trabajo, documentos con los que les hacían los descuentos para el posterior beneficio.



Jesús Núñez dijo que las razones que les dan es la sentencia del Tribunal Constitucional, lo que considera una mala interpretación de la normativa.


“Negarle la solicitud de pensión es una violación a la Constitución de la República, a los derechos humanos y a los Tratados de la Organización Internacional del Trabajo y la sentencia no invalida esos documentos”, señaló Núñez.


Explicó que desde 1970 están solicitando sus pensiones con esos papeles, y con las que un grupo cobran las pensiones que el Gobierno otorgó por decreto.


Núñez, quien, junto a decenas de cañeros protestaron ayer frente a la oficina principal del IDSS, dijo que las autoridades les exigen ahora cédula o pasaporte, de los que no disponen, porque venían con un permiso especial.


Aprovechó para demandar a las Organizaciones no Gubernamentales y muchos diputados que devuelvan los documentos a los braceros para que gestionen sus pagos. Explicó que las entidades y los políticos les pedían las fichas de trabajo y permisos migratorios para conseguirles cédulas para que votaran por ellos a cambio de promesas de conseguirles sus retribuciones.