papEl Banco Central se desvinculó ayer del fraude que involucra 8,403 billetes de 2,000 pesos del 2013 sin numeración, ni fuerza liberatoria.


Responsabilizó a la empresa Oberthur Fiduciaire, de Francia, de cuya bóveda desaparecieron 160 pliegos de 50 billetes que fueron desechados por problemas de calidad y que serían triturados.


El BC la demandará por daños y perjuicios. De los 8,403 billetes desaparecidos, la Policía Francesa recuperó 2,336 y restan 6,064. La información la ofrecieron los funcionarios del BC Elvin Nova, José Manuel Taveras, Frank Montero, Ricardo Rojas León, Olga Morel, Samuel Ramírez y Eufenio Nicolás.


El fraude se descubrió en Francia el 17 de julio pasado, pero fue el pasado viernes cuando se supo en República Dominicana, cuando un funcionario de una entidad financiera llamó para confirmar la validez de unos billetes. De inmediato, dijo Nova, se inició una investigación, se apresó a un casacambista en Santo Domingo Este, quien compraba y vendía dólares sin los permisos reglamentarios y que tenía una gran cantidad de billetes en su poder. Organismos de seguridad siguen investigando.