TACLOBAN, Filipinas.- El supertifón Haiyan dejó al menos 10,000 muertos y 2,000 desaparecidos en su paso por Filipinas, mientras que Vietnam procedió ayer a la evacuación preventiva de más de 600,000 personas antes de la llegada de Haiyan.


Dos islas del centro del archipiélago filipino, Leyte y Samar, que se encontraban en plena trayectoria de Haiyan cuando sacudió la zona el viernes de madrugada, han sido especialmente afectadas.


En Tacloban, ciudad costera de Leyte, el tifón dejó imágenes apocalípticas, con filas de hombres, mujeres y niños avanzando por las carreteras con la nariz cubierta para protegerse del olor a muerte.


Un hombre, Edward Guialbert, deambulaba entre los cadáveres para recuperar conservas bajo los escombros de una casa. Más lejos, una carnicería fue saqueada por una multitud. Un convoy de ayuda de la Cruz Roja también fue saqueado. Las fuerzas de seguridad estaban prácticamente ausentes.


“Nos reunimos con el gobernador de la provincia de Leyte la pasada noche y basándonos en las estimaciones del gobierno, hay 10,000 víctimas fallecidos”, declaró a la prensa Elmer Soria, un alto responsable policial de Tacloban, la capital de la provincia de Leyte, en la isla del mismo nombre.


El presidente de Filipinas, Benigno Aquino, dijo que los saqueos se han convertido en un problema grave, en momentos en que sólo 20 de los 390 miembros de las fuerzas de policía de la ciudad pudieron tomar servicio. “Vamos a enviar alrededor de 300 policías y soldados en refuerzo para remplazar a los ausentes y restablecer el orden y la paz”, indicó.


En Samar, punto de entrada del tifón en el país, se confirmó la muerte de al menos 300 personas en la pequeña ciudad de Basey, y 2,000 están desaparecidas en toda la isla, indicó Leo Dacaynos, miembro del consejo de gestión de catástrofes.


También se confirmó la muerte de otras decenas de personas en otras ciudades y provincias devastadas por el supertifón. Numerosas localidades permanecen incomunicadas y las autoridades parecían superadas por la magnitud de la catástrofe y el número de víctimas.