libroEl presidente de la Asociación Dominicana del Libro (Asodolibro), Dennis Peña, afirmó ayer que 16 librerías han cerrado sus puertas y un 75% de las existentes en el país confrontan dificultades por la competencia fuerte y desleal de venta de libros en farmacias, supermercados y en los colegios privados.


Cree necesario el desarrollo de una política gubernamental de apoyo al libro y de control a esa competencia, tras advertir que de continuar la situación como está, cada día desaparecerán las librerías. Aseguró que las librerías están quebrando, además, por las bajas ventas y los elevados gastos.


Librerías emblemáticas han cerrado sus puertas y otras, como Mateca, han anunciado que saldrán del mercado. “Ya no se aguanta más la situación económica, no se han formado las bibliotecas municipales para las librerías venderles los libros”, manifestó Peña. Criticó que ahora los lectores y los estudiantes encuentren otros espacios para comprar.


También citó el internet como un factor que influye en la situación de crisis que afecta a las librerías del país. Destacó como negativo que los profesores no pongan a sus estudiantes a leer obras para ser analizadas en el aula y por el contrario, estos hacen cada vez más uso del internet, lo que limita una verdadera investigación de los temas. 


Asimismo, Peña consideró que el Ministerio de Cultura debe hacer mayor énfasis en las ferias del libro para que las personas que acudan a ella tengan acceso al libro. El también presidente de la Cámara Dominicana del Libro dijo que esa entidad y Asodolibro tienen 106 miembros.