arzoSANTIAGO.- El Arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito De La Rosa y Carpio lamentó este miércoles que desconocidos robaran del techo del Arzobispado de aquí,  varias unidades de condensadores y compresores de aire acondicionado.


Asimismo, De La Rosa y Carpio recordó que la sabiduría popular dominicana precisa,  que el que roba a la iglesia se azara.


“Yo quisiera recordar una frase popular que no es nuestra que es el pueblo dominicano que en su sabiduría ha dicho,  que el que le roba a la iglesia se azara y nosotros agregamos a esa frase,  si se azara no es para una condena,  se azara para que le sirva de reflexión se arrepienta y cambie” sostuvo el religioso.


El prelado llamó a todos los que están en la delincuencia a que cambien y se arrepientan, al tiempo de llamar a los agentes policiales de Santiago a que no se desanimen y continúen realizando un trabajo serio.


“Tenemos que educar, tenemos que decir que robar, sigue siendo dañino para la persona para la sociedad y es una ofensa para Dios y el que roba se hace daño” señaló De La Rosa y Carpio.


Desde ayer miembros de la Policía Científica de esta ciudad investigaban el robo de varios condensadores y compresores de acondicionadores de aire, sustraídos hace algunos días desde la azotea del Arzobispado de aquí.


El hurto de los aparatos se produjo en horas de la noche y afecta la residencia del arzobispo, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio y del salón de reuniones.