anaREDACCIÓN.- Los analgésicos solubles usados por millones de personas podrían suponer un riesgo para la salud debido a su alto contenido de sal.


La advertencia fue hecha por investigadores en el Reino Unido quienes aseguran que algunas fórmulas hacen que el paciente supere la dosis de sodio recomendada al día para un adulto. Esto, según los autores del estudio publicado en la revista especializada BMJ, tiene consecuencias potencialmente peligrosas.


Según el portal BBC Mundo, en el trabajo se analizaron los resultados de 1,2 millones de pacientes en ese país, y descubrieron que existe un vínculo entre las pastillas efervescentes y los infartos y accidentes cerebrovascular.


La Fundación Británica del Corazón anunció que era importante recordar que el trabajo se aplicaba a las personas que toman estas medicinas a diario, ello no quiere decir que un uso ocasional vaya a significar un peligro para la salud del corazón.


Las medicinas efervescentes contienen una sustancia llamada bicarbonato, que ayuda a que se produzca ese burbujeo y se disuelva, con frecuencia esta se combina con sodio.


Los medicamentos solubles y efervescentes tienen bicarbonato de sodio para lograr las burbujas y que sea soluble.


El estudio analizó 24 tipos de medicinas efervescentes, incluyendo los analgésicos comunes como paracetamol y aspirina, así como suplementos.


El doctor George considera que la gente debe estar al tanto de los riesgos, mientras que la industria farmacéutica debería pensar en cortar el contenido de sal en sus productos.


En el estudio, los niveles de sodio en las tabletas iban de 54mg a 324mg (esto sería menos de un cuarto de una cucharadita). La ingesta recomendada de sodio para un adulto en el Reino Unido es de 1.873mg al día.


Por ejemplo, si una persona que toma la dosis máxima de paracetamol soluble al día (unas ocho tabletas), tomará 2.681mg de sodio, lo que excede la dosis diaria de sal.


George advirtió que si se toma en cuenta la sal presente en las comidas diarias, el consumo total de sal puede ser peligrosamente alto.


La Agencia británica Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA, por sus siglas en inglés) informó que ha revisado cuidadosamente la seguridad de todos los medicamentos autorizados. No obstante, “revisaremos detalladamente los resultados de este nuevo estudio”, dijo un portavoz.


En el Reino Unido, todas las medicinas que contienen al menos 23mg de sodio -un componente de la sal- en cada dosis, deben declarar en la etiqueta del producto que contiene sodio.


El prospecto que lo acompaña ofrece información de la cantidad de sodio e incluye una advertencia para los pacientes con una dieta baja en sodio, para que tomen en cuenta la cantidad de sal en el medicamento.