impEl Consejo Dominicano de Detallistas en Provisiones (Codepro) expresó su preocupación por el hecho de que a pequeños comercios de provisiones y de otras áreas se les obligue a instalar las impresoras fiscales, tras advertir que esta medida traería como consecuencia la quiebra masiva de miles de negocios a nivel nacional.


El presidente de Codepro, Rafael Santos, dijo que los pequeños negocios del comercio de provisiones y al detalle no tienen las condiciones mínimas para que les sean instalados dichos equipos, ya que más del 90% de los colmados del país están desarrollando sus actividades para subsistir mínimamente y no reúnen los requisitos para la formalización que requiere la instalación de este nuevo sistema.


Aclaró que esa entidad es partidaria de que todos tributen al fisco, por lo tanto le solicita a la Dirección General de Impuestos Internos (DGII) que elabore una norma que facilite el cumplimiento de las obligaciones tributarias de manera simple a los pequeños comercios.


Agregó que la solicitud la hace en virtud de que ya el sistema ordinario de tributación es inaplicable para miles de detallistas porque la presentación mensual de las operaciones de compra y venta requiere de un técnico en materia impositiva o contable, lo cual encarece los costos operacionales.


Destacó que en la actualidad el costo operacional de los pequeños comercios sobrepasa el 20% con relación a las ventas y si a esto se le agregan los costos de adquisición de dichas impresoras, el mantenimiento, servicio de internet, energía eléctrica permanente, personal calificado para su operación representaría una carga tributaria mayor que estaría empujando al precipicio a estos pequeños comercios, y por ende pérdida de empleos.