haiPuerto Príncipe.- Miles de personas se manifestaron ayer  en las calles de Puerto Príncipe y de la segunda ciudad de Haití, Cabo Haitiano, contra el hambre y el desempleo, y para reclamar la dimisión del presidente Michel Martelly.


En la capital, jefes de partidos políticos y parlamentarios de la oposición participaron en la protesta, que fue dispersada a unos metros del palacio presidencial, donde se encontraba desplegada la policía.


Se escucharon tiros de armas de fuego y la policía lanzó bombas lacrimógenas cuando jóvenes manifestantes trataron de forzar las barreras de seguridad instaladas por los cuerpos de seguridad. Antes,  los manifestantes corearon eslóganes contra el gobierno reclamando la salida  del presidente y su gabinete.


“La población vive en la miseria. La corrupción y el hambre aumentan en todo el país, Martelly debe irse”, gritaban los manifestantes, la gran mayoría de los cuales eran jóvenes de barrios pobres de Puerto Príncipe. En Cabo Haitiano, miles de personas salieron también a las calles con platos y cubiertos en  sus cabezas.