Neil McArdleUn hombre británico olvidó reservar el salón para su boda por ello inventó una amenaza de bomba para salir del apuro. Ahora tendrá que pasar un año en la cárcel.


Neil McArdle, llamó al salón de fiestas de San Jorge en Liverpool, desde un teléfono público y advirtió al personal que una bomba explotaría en 45 minutos y que debían evacuar.


Su novia Amy Williams se quedó parada frente al salón de fiestas mientras se llevaba a cabo la evacuación por la supuesta bomba.


Finalmente, la mentira del novio fue descubierta, tras lo que Neil fue arrestado y en su confesión aceptó que había olvidado hacer el papeleo necesario para reservar el salón de fiestas de su boda y le pareció buena idea inventar la amenaza de bomba para salir del apuro.


Ahora un juez de Liverpool ha condenado a Neil McArdle a 12 meses de cárcel. A su sentencia también deberían agregar: ‘hacerle una bonita fiesta de boda a su esposa’.


Con información de Huffington Post