terremLOON, Filipinas (Reuters).- La cantidad de personas muertas por un fuerte terremoto en el centro de Filipinas se elevó a 144 el miércoles, mientras los equipos de rescate buscaban más víctimas entre los escombros de edificios desplomados, entre ellos una iglesia y un hospital.


Casi tres millones de personas se han visto afectadas por un seísmo de magnitud 7,2 el martes, que provocó desmoronamientos y daños generalizados en infraestructuras en las islas turísticas Bohol y Cebu.


El número de heridos ascendió a casi 300 y hay al menos 23 desaparecidos.


La agencia nacional de desastres dijo que al menos 134 de los fallecimientos se habían producido en Bohol, que sufrió lo peor del terremoto. La isla está ubicada a 630 kilómetros al sur de la capital, Manila.


Las autoridades temen que la cifra de muertos aumente a medida que se retomen las comunicaciones con las zonas remotas.


“Creo que se trata de un número cada vez mayor, ayer tuvimos un bloqueo parcial en la comunicación”, dijo el alcalde de Loon, Lloyd Lopez, a la radio filipina.


“No hemos llegado a todos los pueblos, muchos están aislados, las carreteras están bloqueadas por grandes rocas”, agregó Lopez.


Las redes de telefonía móvil del principal proveedor del país habían sido restauradas, pero otra prestadora de servicio rival aún tenía que reparar parte de su equipamiento dañado, según señaló un responsable estatal de telecomunicaciones.


Muchos de los millones de afectados por el terremoto pasaron la noche al aire libre, incluidos los pacientes de algunos hospitales, debido a las réplicas. Se han registrado más de 840 réplicas, una de ellas de magnitud 5,1, dijo la agencia de desastres.


“Hay demasiadas réplicas, estamos aterrados”, dijo a Reuters Elena Manuel, una abuela de 64 años que pasó la noche junto a su familia y vecinos en los terrenos de una iglesia centenaria que colapsó en Loon, un pueblo de 43.000 habitantes.


“No tenemos más comida ni agua porque los comercios están cerrados y el puente (…) está dañado”, agregó.


Los responsables señalaron que la mayoría de los 23 puentes que tiene Bohol estaban intransitables y cinco carreteras estaban cerradas. Diecisiete iglesias sufrieron daños irreparables en sus estructuras antiguas.


Los servicios aéreos y de ferry se han reiniciado pese a los daños en terminales portuarias y aéreas en Bohol y Cebu.


La fuerza aérea estaba enviando 11 toneladas de suministros a Bohol, según informó un portavoz militar.