smEl 10% de la población tiene algún tipo de trastorno mental, pero alrededor del 75% de las personas que requieren atención médica no están siendo tratadas, dijo ayer el doctor José Mieses, director de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública.


Indicó que el suicidio en los jóvenes es un problema de salud mental generalizado y es la tercera causa de muerte entre los adolescentes en todo el mundo, así como el abuso de sustancias prohibidas.


Al encabezar una eucaristía con motivo del Día Mundial de la Salud Mental en la Catedral Primada de América, Mieses hizo un llamado a las personas con algún trastorno emocional o conductual a buscar ayuda para evitar que lleguen a consecuencias lamentables.


Dijo que en estos momentos el país tiene un promedio muy alto de suicidios, por lo que llama a sumarse a la campaña de orientación en las escuelas, liceos y universidades sobre el valor de la vida y la importancia de enfrentar las crisis y los problemas sociales.


Explicó que el panorama epidemiológico de los trastornos mentales y problemas psicosociales es vasto y complejo, y recordó que según la Organización Panamericana de la Salud, una de cada cuatro personas sufrirá un trastorno mental a lo largo de su vida, es decir, 25% de la población.


Agrega que una de cada cuatro familias tiene en su seno al menos uno de sus miembros con algún tipo de trastorno mental.


El  25% de las personas que demandan atención en los servicios de salud del primer nivel padece de algún tipo de trastorno mental.


Entre las 20 causas principales de años de vida sana perdidos por discapacidad figuran más de once trastornos mentales y problemas psicosociales, señaló Mieses en un mensaje leído al final de la eucaristía.


Explicó que el ministerio ejecuta un programa de prevención del suicidio, dirigido a orientar a la población sobre los diferentes factores que conducen a tomar esa terrible decisión, dentro de los cuales influyen los trastornos mentales.


Resaltó que las tareas de prevención se desarrollan en las diferentes comunidades y sectores vulnerables como en el sector de Gualey, donde en el Centro Comunitario de Salud Mental se multiplican acciones de prevención dirigidas a menores, jóvenes y adultos de la zona, así como de sectores cercanos.