protSANTIAGO.- Violentas protestas se escenificaron la noche del sábado en el sector Cienfuegos al noroeste de la ciudad, por segundo día consecutivo luego que la tarde de ayer fueran sepultados los restos del adolescente Rafael de Jesús Blanco Revi, de 14 años, muerto el viernes de un disparo en el pecho por uno de dos integrantes de una patrulla policial que supuestamente repelió una agresión a pedradas y botellazos en la calle Primera del barrio La Gloria.


También los manifestantes protestaban por la muerte del mecánico Juan Carlos Martínez Rivas de 30 años que asistió al entierro del jovencito supuestamente en estado de ebriedad y que se quedó dormido dentro del cementerio Cristo Vive y fue muerto pasada las 8:00 de la noche del sábado de un disparo de escopeta por el vigilante, Roberto De Los Santos Báez, 41 años   que cuidaba el camposando,  alegadamente al confundirlo con un ladrón. el cadáver de Martínez Rivas fue trasladado al Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif) para fines de autopsia, mientras el guardián está preso.


Anoche quemaron neumáticos y lanzaron escombros en la avenida Tamboril, así como en las calles 5, 6 y 10,  por manifestantes que exigen justicia por la muerte del mecánico Martinez y de Blanco Revi un adolescente de condiciones especiales que era apadrinado por el Children International, institución centrada en la niñez, que promueve programas de bienestar y desarrollo en comunidades pobres de la República Dominicana.


La mañana de este domingo, todavía quedaban escombros en las calles de Cienfuegos, producto de las protestas escenificadas anoche en la barriada. La presencia policial ha sido nula, sin embargo desde el viernes la seguridad en el cuartel principal ubicado en la avenida Tamboril ha sido reforzada con miembros del equipo Swat.


Para este domingo o este lunes se espera que los rasos Jonathan José Beato Burgos y Franklin Joel Góméz involucrados en el hecho sean presentados por el Ministerio Público ante un juez de la Oficina de Servicios de Atención Permanente para que le conozca medidas de coerción.


A sus 14 años, el jovencito Rafael De Jesús Blanco Revi, cursaba el quinto grado en la escuela Rafaela Jiminián de sector de Cienfuegos.