taxSantiago.- La demanda para que el gobierno los incorpore a cuatro mil taxistas al plan social que viene desplegando, desencadenó en un paro con el taponamiento por espacio de dos horas en la entrada a Santiago por la autopista Duarte.


La colocación de cientos de unidades vehiculares desde la zona monumental hasta el sector El Embrujo causó largos taponamiento y caos.

 

Juan Marte, presidente de la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT), a cuya entidad está afiliada la Federación de Taxis del Cibao (FETAXIS), convocante de la demostración, pidió al Gobierno ir en auxilio del sector debido a las precariedades en que se desenvuelven. Los choferes que debían desplazarse hasta el casco urbano tuvieron que tomar otro trayecto más largo.