refEl presidente del Senado aclaró ayer que la Constitución de la República no incluye la revocación ni la extensión de mandato, por lo que el presidente Danilo Medina no puede reelegirse con la figura del referendo.


Reinaldo Pared Pérez respondió así a una pregunta periodística cuando recibía al presidente de Movimiento Izquierda (MIU), Miguel Mejía, quien le pidió que se incluya en la agenda un proyecto de ley que instituye el referendo.


Pared, a quien muchos señalan como uno de los presidenciales del PLD, aunque aún no ha manifestado sus aspiraciones, dijo que la Constitución es clara y lo prohíbe, al referirse a una posible reelección de Medina. “Eso no es posible, porque la Constitución limita la amplitud y la competencia que tendría la figura del referéndum”, respondió.


“La Constitución no incluye ni la revocación del mandato, ni tampoco la extensión del mandato”, enfatizó el también secretario general del PLD.


El senador por el Distrito Nacional habló tras recibir una comisión encabezada por Miguel Mejía, presidente del MIU, y la diputada al Parlacen, Martha Pérez, en la que piden al Senado colocar en agenda del hemiciclo el proyecto que instituye la figura del Referéndum, establecida en la Constitución de la República del 26 de enero del 2010.


“Les aseguro que haremos todo el esfuerzo a los fines de depositar esta iniciativa en ambas cámaras, y le adelanto que sobre este tema conversé con Roberto Rosario, presidente de la JCE, y quedamos en conocer un anteproyecto elaborado por la OEA, para estudiar su adecuación para luego someterlo vía el Senado”, precisó Pared Pérez.


Explicó que cuando exista ya la figura del referéndum, llevado a la práctica, será la Junta Central Electoral (JCE) que tendrá a su cargo la ponderación y aplicación de esa figura. Pared Pérez se comprometió a motivar para que sea conocida y aprobada esa figura constitucional.


Mientras, Mejía dijo que el referéndum es un procedimiento de consulta popular de las más alta jerarquía en el orden jurídico, instituido expresamente en los ámbitos nacional y municipal.


La figura no sólo se limita a las condiciones mismas que establece nuestra Constitución, también vendría a consolidar la aspiración libérrima de los dominicanos a una institucionalidad cada vez más democrática y transparente, indicó.