prosEl reverendo Daniel Salcedo, quien asegura ser el fundador de la Iglesia Nueva Era, publica en el blog http://iglesianuevaera.blogspot.ro/, un espacio que podría ser una sátira al fanatismo de los grupos religiosos, una serie de “tips” para saber si su hija es o no una prostituta.



Lo hace como respuesta a la carta de un padre preocupado que lo cuestiona sobre algunas conductas de su hija que, a su juicio, son extrañas.


Estos son algunos de los rastros a los que, según el reverendo, se debe estar atento:


1. Fuentes no reveladas de ingresos. Si de repente empieza a comprar artículos de marca, salir a costosas discotecas, o y ir de vacaciones fuera del país, usted debe preocuparse. Ella debe confesar cómo se está financiando.


2. Tatuaje de alas en baja espalda. Según el reverendo, este tipo de marca es conocido como un “signo de trotamundos”, y con él una mujer le avisa a los coches que es una “chica trabajadora”, una “depredadora por naturaleza”.


3. Demasiado despierta. El reverendo apunta a que si su hija se siente más que los demás en su casa es porque ha adquirido un tipo de inteligencia “callejera”, también conocida como “universidad de la calle”. 


4. Reacia a asistir a los servicios la Iglesia. El listado asegura que “una prostituta tendrá un desprecio natural por el amor de Jesucristo”.


5. Sin interés en el matrimonio. ¿Qué posibilidad de casarse tendría de todas formas  cuando su novio se entere de que es una prostituta?, se pregunta el reverendo.


6. Pastillas anticonceptivas. “Una mujer joven que usa la píldora anticonceptiva está diciendo esencialmente que el coito no tiene ramificaciones espirituales en su vida, que ella es un hedonista sin sentido”, dice esta “pista”.


8. Ropa inapropiada. “Medias de red y zapatos de tacón de plástico: Esté atento si su hija intenta someter tales tendencias de la moda inusuales en su vida en el hogar”, advierte el listado.


9. Condones, pastillas de menta y gas pimienta. El reverendo asegura que al revisar los bolsillos de cualquier prostituta, “es probable encontrar estos tres comunes trucos del oficio”.


10. Zona vaginal afeitada. “El hecho de que su parte privada es su principal fuente de ingresos”, implica que la prostituta invierta tiempo y dinero haciendo que parezca una “exclusiva y lujosa cereza”, según el reverendo.