migraEl director de Migración, José Ricardo Taveras, consideró ayer que no se debe proponer una amnistía general ni modificar la Ley de Naturalización para resolver el problema migratorio de los descendientes de extranjeros en tránsito, sino acatar el dictamen del Tribunal Constitucional, que es vinculante para todos los poderes del Estado.


Explicó que la Ley de Amnistía después de la decisión es absolutamente imposible. Detalló que la Ley 285-04 dispone que se haga un Plan Nacional de Regularización de Extranjeros.  “¿Por qué tenemos sencillamente que obstaculizar la solución de una herida que tenemos que cerrar?”.


Advirtió que no se puede crear una crisis mediática, de opinión y pareceres por la sentencia emitida por el Tribunal Constitucional con relación al tema.


“El país no puede caer en una crisis de interpretaciones académicas y pareceres de profesionales del derecho y de los intereses que medran con el tema…en una crisis constitucional. En eso no podemos caer”. Dijo que el Congreso no podría abordar el tema, por lo que espera que la sociedad dominicana asuma con madurez institucional el resultado de esta sentencia, y así ponerle punto final al problema.