farEl vicepresidente de la Unión de Farmacias, Julio Curiel de Moya, advirtió este lunes sobre el uso de medicamentos falsificados en el país,  de los cuales dijo que para su elaboración, en algunos casos, son utilizados  aserrín, talco, “hasta cemento y pintura”.



“Porque van a buscar a aquellos productos que ya están colocados en top del ranking de los medicamentos, nunca van a buscar medicamentos de baja connotación”, subrayó Curiel de Moya.


Durante una entrevista en el programa “Enfoque Matinal”, que se transmite por NCDN, canal 37, definió como productos falsificados a los medicamentos que no tienen la sustancia que deben tener, que son copias de los originales y que al final lo que está buscando es utilizar sustancias en menor proporción.


Manifestó que la Organización Mundial de la Salud -OMS- estima que los medicamentos falsificados representan aproximadamente un 25% del mercado mundial, pero que su incidencia principal está en los países en subdesarrollo.


Mientras que en la República Dominicana se estima que el 10 por ciento de los medicamentos que hoy en día los mercados están dispensando son falsificados.


Indicó que la proliferación de los productos falsificados inició con los analgésicos y medicamentos contra la tos y la gripe. Subrayó que hasta los productos para contrarrestar el cáncer y el HIV está cayendo en esa práctica.


Mientras que Rafael Mena, presidente de la Asociación Nacional de Clínicas Privadas (Andeclip), consideró que el problema básico está en las personas o laboratorios que importan esos productos ya que como según apuntó, el país no produce medicamentos.