campUna comisión de altos oficiales de la Policía Nacional, fiscales adjuntos y de la Dirección General de Prisiones, investiga la muerte de dos campesinos que supuestamente fueron confundidos con dos de un grupo de cinco reclusos que se fugaron el pasado lunes del Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe, de Puerto Plata.


Las víctimas identificadas por la policía como Ambiorix Vargas y Emilio Pascual Jáquez, de acuerdo a vecinos y testigos, formaban parte de un equipo que buscaba a los reos fugados en cañaverales de la comunidad Barrabás de Imbert.



Los internos que escaparon de la cárcel de Puerto Plata cumplen condena de entre 20 y 30 años por homicidios, asaltos y violación a la ley 50-88 sobre drogas narcóticas y sustancias controladas.


Investigación


La Policía junto al Ministerio Público y la autoridad penitenciaria del Centro de Corrección y Rehabilitación San Felipe de Puerto Plata, se hicieron cargo de las investigaciones. Tras producirse la fuga, se originó un tiroteo en los alrededores del penal, lo que creó mucha tensión en la población.


Es la quinta vez que se producen fugas colectivas de internos del Centro de Corrección y Rehabilitación de Puerto Plata, el primero que entró al nuevo modelo penitenciario que aplica la Procuraduría General de la República.