maraSegún informaron medios de comunicación italianos, el Fisco aprovechó la presencia de Diego Maradona en Italia para comunicarle la deuda que ha contraído con el Estado italiano.


La notificación, según se indica, ha tenido lugar este viernes a la salida de un hotel milanés donde estos días se ha alojado Maradona, poco antes de viajar a Roma para asistir al duelo liguero entre el Roma vs. Nápoles, en el estadio Olímpico.


Hacienda exige a Maradona unos 39 millones de euros por no haber abonado el impuesto relativo a las personas físicas IRPF durante la segunda mitad de la década de los años 80, cuando jugaba en el Nápoles.


La deuda era en un principio de 13.000 millones de liras (moneda entonces en vigor en Italia), pero se ha visto aumentar al sumarse los intereses por la demora del pago.


Maradona siempre argumentó que él no se ocupaba de dichos asuntos fiscales y que quien lo tenía que hacer (acusa directamente al entonces presidente y propietario del club Corrado Ferlaino y su representante Guillermo Coppola) no se ocupó y no le avisó.


En el intento de recuperar la deuda que le reclama, la Policía Financiera italiana ya confiscó a Maradona unos pendientes que llevaba puestos mientras se encontraba en un centro de adelgazamiento del norte de Italia, que posteriormente fueron subastados en 2010 por 25.000 euros.


En 2006, aprovechando otra visita del astro del fútbol argentino a Italia, se le confiscó un reloj Rolex valorado en 11.000 euros.