gsEl 90% de la artesanía que se vende a los turistas en los “gift shop” o tiendas de souvenirs debería ser producida en el país, sin embargo, pese a la existencia de leyes reguladoras, los propietarios de esos establecimientos ofertan productos fabricados en China, Centro y Sur América bajo la etiqueta de “hecho en República Dominicana”, denunció la profesora de Diseño Industrial Angélica María Rodríguez.


“Prácticamente estamos plagiando otras culturas. Eso es indignante, porque estamos vendiendo mucha desinformación cuando la artesanía es fuente importante para el desarrollo del turismo”, resaltó la diseñadora, al tiempo de aclarar que los comerciantes alegan que recurren a comprar a granel en otros países porque los artesanos no se dan abasto para producir las cantidades que se necesitaría una tienda.


Rodríguez explicó que las organizaciones que trabajan para impulsar la artesanía están descentralizadas y esto impacta en que no haya aportes a la industria artesanal en el país. “El Centro Nacional de Artesanía (Cenadarte) no recibe el presupuesto que solicita y apenas imparte clases porque las aulas no están en buenas condiciones, caen goteras por todas partes”, manifestó.