cueSamaná.- Dieciséis familias que viven en condiciones infrahumanas en cuevas ubicadas en la comunidad Cueva de Agua, en Las Galeras, solicitan la intervención urgente del presidente Danilo Medina, a los fines de ordenar la construcción de sus viviendas. Su situación se agrava, dijeron, porque a veces no encuentran recursos ni siquiera para comer.


Se trata de un grupo de hombres, mujeres y niños que forman parte de 45 familias que, en noviembre de 2011, fueron desalojados violentamente de unos terrenos que ocuparon por más de 50 años. 


Tras el hecho se refugiaron temporalmente en la Gobernación de esta localidad, pero no recibieron respuesta de las autoridades, narraron a HOY.


Otras 29 familias de las desalojadas se marcharon a casas de parientes. Ezequiel de la Cruz y Confesora Reynoso expresaron que carecen de energía eléctrica, no tienen agua ni alimentos, que conviven con “alacranes, culebras, arañas, entre otras alimañas”. 


Explicaron que el temor se apodera de ellos cada vez que llueve, porque nadie puede dormir, “el agua penetra a las cuevas donde hay precipicios, se mojan nuestras poquitas pertenencias, de noche no podemos salir, tenemos que utilizar velas y linternas”. También explicaron que nunca se imaginaron que sus hijos iban a confrontar dificultad para ir a la escuela, ya que había una y fue destruida durante el desalojo.