cedLas consecuencias de las decisiones que impide la emisión de documentos a los descendientes de haitianos tienen tronchado el camino al éxito del pelotero Miguel Ángel Teodore Fable, de 20 años, quien está siendo solicitado como pitcher por cuatro equipos de grandes ligas y no tiene cédula para firmar el contrato.


Es hijo de haitianos, fue declarado en 1994 por su padre Mereti Teodore Fortune, que tenía la cédula de identidad 005001-085. Su madre murió cuando él tenía 8 años. 


Su representante, Johnny Nuñez, dijo que han recibido ofertas de los equipos de grandes ligas Yankees de Nueva York; Piratas de Pitttsburgh, Atlantas Braves y los Astros de Houston, pero que éstas no han llegado a concretarse porque al momento de pedirle la cédula sólo muestran la constancia de la solicitud que hizo el 2 de noviembre del 2011. “Cuando va a buscar la cédula le dicen que esos datos no han sido validados y por tal motivo no lo hemos podido firmar”, indicó.


Desde una panadería. El joven Miguel Ángel explica que de niño estudiaba, pero cuando llegó a 5to grado dejó la escuela para trabajar porque su padre sólo picaba caña y todos debían generar algo de ingresos. Narró que en esas circunstancias logró trabajar en una panadería y luego de 4 años comenzó solo a practicar béisbol. Desde los 16 años ingresó a la academia a practicar.