enferAunque saludan el llamado al diálogo hecho por el ministro de Salud Pública, Freddy Hidalgo, las enfermeras mantienen el llamado a paro de labores por 48 horas previsto a iniciar a las 6:00 de la mañana de hoy en todos los  hospitales del país.


En tanto, el Colegio Médico Dominicano (CMD) mantiene hasta el martes un compás de espera en busca de respuestas a su reclamo de aumento salarial para el año próximo y su presidenta, Amarilis Herrera, advierte que de lo contrario la lucha se podría radicalizar.


Ayer la presidenta de la Asociación Dominicana de Enfermeras Graduadas (Adeg), Rubesinda Valdez Solis, dijo que  aunque no han recibido ninguna invitación formal, veía con agrado el llamado a diálogo hecho por el ministro de Salud Pública a través de Listín Diario.


No obstante,  recordó que la convocatoria a paro de labores fue hecha por una coordinadora de cinco gremios de enfermería y que cualquier decisión contraria al respecto debe ser tomada en conjunto. En tal sentido señaló que para hoy se tiene previsto el inicio del paro de labores por 48 horas en los diferentes hospitales públicos, con lo que se busca que el Gobierno atienda su reclamo de que se incluya un aumento salarial para ese sector en el presupuesto del próximo año, entre otras reivindicaciones.


Los gremios que están convocando a paro de labores para mañana son la Unión Nacional de Servicios de Enfermerías (UNASE), Unión Nacional de Servicios de Enfermería Dominicana (UNASED); la Asociación Dominicana de Enfermeras Graduadas, La Agrupación de Enfermeras del Seguro Social y la Asociación Nacional Enfermería (ASONAEN).


En tanto, al participar en el programa  Lo que paso en 7 días, del periodista  Napoleón de la Cruz, la presidenta del CMD dijo que la lucha podría radicalizarse y no descartó la posibilidad de abandonar los hospitales, si es necesario.


Herrera responsabilizó a las autoridades de Salud de lo que suceda en los hospitales, aunque confió en que en los próximos días se imponga la sensatez y  se logre algún tipo de acuerdo.


EL PARO EN SANTIAGO ES INDEFINIDO
Se cumplía ayer de manera total la huelga indefinida que desde el pasado lunes mantienen las enfermeras del hospital regional José María Cabral y Báez de Santiago, en demanda de aumento salarial y otras conquistas reivindicativas.


El paro de las enfermeras y enfermos afecta a cientos de pacientes dominicanos y  haitianos indocumentados que acuden a ese centro de salud en busca de asistencia.. Las norsas de Santiago se habían sumado a un paro de 72 horas que convocó el Colegio Médico Dominicano en todos los hospitales públicos del país, en reclamo de alza salarial, suministro de medicamentos en los centros de salud, equipamiento y otras demandas que favorezcan a empleados y pacientes.