empLa República Dominicana sigue con una de las tasas más bajas de reporte de accidentes laborales, aseguró ayer el doctor Elisaben Matos, quien indicó que el año 2013 terminará con 29,000 accidentes del trabajo reportados.


De su lado, Jaime González, presidente de la Confederación Patronal de la República Dominicana (Copardom), dijo que en las más de 400 empresas que reúne eso no sucede. Cree esa realidad afecta al sector informal. 


Para el director de la Administradora de Riesgos Laborales (ARL), única entidad que administra el riesgo y que pertenece al Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS), ese sigue siendo un grave problema, pues el país debería registrar cada año unos 80,000 accidentes del trabajo.


El 24 por ciento de los accidentes laborales actualmente son de trayecto, es decir, ocurren mientras se va a la empresa o al regreso a la casa. Esto tiene un alto costo para la ARL, insistió. A su juicio, todavía muchas empresas no reportan los accidentes laborales por falta de conocimiento, creen que si lo hacen les va a subir la prima, lo que es erróneo. Todavía las personas tienen un accidente de trabajo y se automedican, sin reportarlo, señala el galeno. Los fondos de la ARL llegan a RD$14,800 millones.