obisEl papa Francisco apartó este miércoles, por un tiempo indefinido al obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst de Limburg, Alemania, mientras se le investiga por las acusaciones de gastar cerca de 40 millones de euros (712 millones 408,000 pesos) en la construcción de su residencia, según un reporte de la agencia EFE.


En un comunicado difundido por la oficina de prensa del Vaticano, se explica que el Papa ha sido informado “ampliamente y objetivamente de la situación en la diócesis de Limburg, en la que se ha creado una situación en la cual el obispo Franz-Peter Tebartz-van Elst, en el momento actual no puede ejercer su ministerio episcopal”.


El diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung reportó que el costo de la remodelación ascendió de la primera cifra planteada a 31 millones de euros con el pleno conocimiento del obispo; algunos medios señalan que el gasto puede ascender a 50 millones.


El complejo cuenta con una biblioteca, salas de conferencia, una capilla, un museo, un parque y la residencia privada del obispo, en la cual, según medios alemanes, el obispo invirtió 15.000 euros en una bañera y 3 millones de euros en un comedor de 63 metros cuadrados.


Una comisión realizará “un profundo examen sobre la construcción de la sede episcopal” y espera los resultados de esta investigación y las posibles responsabilidades, mientras que el vicario general Wolfgang Rösch administrará la diócesis de Limburg, agregó el documento.