fmiWASHINGTON.- El Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda emprender reformas estructurales y consolidación fiscal a los países de América Central y el Caribe para que hagan frente a una caída de las remesas y del turismo.


En el informe de “Perspectivas económicas globales” presentado hoy, el FMI estima que Centroamérica crecerá un 3,9 % tanto en 2013 como 2014, seis décimas menos que en el anterior pronóstico de abril.


Por su parte, las islas del Caribe crecerán cinco décimas menos este año, el 1,7 %, mientras que para 2014 la previsión se modera una décima con respecto al informe detallado de abril, hasta el 2,9 %.


El Fondo justifica su reducción de las previsiones sobre Centroamérica por “una demanda externa más débil que lo esperado y una caída de las remesas”.


Asimismo, señala que las naciones del Caribe sufrirán “una actividad débil por menores flujos de turismo” y “contracción de la actividad en construcción”.


“Altos niveles de deuda, débil competitividad y aumento de la vulnerabilidad financiera continúan siendo un freno para los pronósticos de crecimiento. En general, los riesgos a la baja dominan las previsiones”, indica el FMI en su epígrafe sobre la región del Caribe.


“La consolidación fiscal sigue siendo crítica para países con altos niveles de deuda y déficit, incluido el Caribe”, agrega el informe.


Mientras tanto, la inflación en Centroamérica se mantendrá en el 4,4 % hasta 2014, por debajo de la media para el resto del subcontinente, al igual que en el Caribe, donde será del 5 % hasta el año próximo.


Según el Fondo, esas perspectivas de baja inflación sitúan la política monetaria y de tipos de cambios en “la primera línea de defensa si los riesgos a la baja se materializan” para esos países de Latinoamérica.