1000SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Carlos Mejía, presidente de la empresa de courier Aeropaq, dijo que el servicio que se ofrece a los ciudadanos que compran por Internet, con una exención impositiva hasta los 200 dólares, implica una gestión empresarial compleja, que incluye el pago de los impuestos al Estado y la generación de empleos necesarios para la sociedad dominicana.


Respondiendo las alegaciones de quienes solicitan la prohibición de la exención impositiva hasta los 200 dólares, Mejía dijo que las empresas de curriers son formales y realizan un servicio a los ciudadanos. Entiende que las empresas comerciales que objetan las compras por Internet deben actualizarse, adaptarse a las nuevas tecnologías e intentar competir con esa nueva realidad.