El celular le salvó la vidaNo es la primera vez que un smartphone, y la más afortunada de las casualidades salvan la vida de una persona.


En esta ocasión haa tenido lugar en Orlando, Estados Unidos, donde un empleado de gasolinera ha vuelto a nacer gracias a la intervención de un robusto teléfono HTC (aparentemente, un HTC EVO 3D).


El suceso tuvo lugar el martes, de madrugada, cuando un delincuente aún sin identificar intentó que los empleados de una gasolinera abrieran la caja fuerte a punta de pistola.


Cuando ninguno de los empleados pudo llevar a cabo la tarea por las propias medidas de seguridad del establecimiento, el criminal huyó, no sin antes disparar un tiro para cubrir su retirada.


El disparo acertó al empleado en el pecho, pero la bala acabó incrustada en el celular que llevaba guardado en el bolsillo de la camisa sin causarle daños a su propietario. Estamos seguros de que nunca nadie ha estado tan contento de ver hecha pedazos la pantalla de su smartphone.