gueGUERRA, SANTO DOMINGO.- Los problemas respiratorios en niños, supuestamente a consecuencia de la quema de basura descontrolada, se incrementan en el municipio de Guerra, en la provincia Santo Domingo.



Diariamente el hospital de esta demarcación recibe entre cinco y seis niños con dificultad respiratoria y crisis de asma, de acuerdo al director de este centro asistencial, Omar Marte.


Precisamente el pasado sábado se encontraban ingresados cinco niños con esos padecimientos, informó.


A su entender, en el municipio persiste un problema medioambiental que actualmente afecta a la población infantil, causado por la quema de desperdicios y el fuego en los cañaverales.


“Es un problema que ellos mismos (los padres de los niños afectados) provocan, y no toman las medidas de lugar. Aquí viene un niño con una crisis asmática, lo nebulizas y le das al padre el tratamiento para que lo siga llevando en la casa… y no lo compra”, refirió Marte.


Ayer al mediodía DL constató la presencia de varios niños que eran nebulizados en el área de emergencia.


Sobre el tema, el dirigente comunitario Freddy Florencio precisó que en Guerra “la cultura es quemar basura”, y deploró que las autoridades no prioricen la salud de los munícipes.


En ese sentido, aseguró que en el vertedero ubicado en la comunidad Los Cocos, los buzos incendian los desechos para hallar metales, además de que hay industrias que no cumplen las normativas medioambientales.


“Estamos ausentes de educación, no hay autoridad, no hay prioridad de salud”, agregó el comunitario.