vphSantiago.- Cada día crecen las consultas por contagio del Virus del Papiloma Humano (VPH), un microorganismo perteneciente al grupo de los papovavirus, que se contrae a través de las relaciones sexuales y que se caracteriza por producir lesiones cutáneas benignas en forma de verrugas.


Algunos de estos virus son capaces de originar tumores vaginales, pudiendo convertirse algunos, en cáncer cervicouterino.


El gineco-obstetra y especialista en embarazos de alto riesgo en el Hospital Metropolitano de Santiago, doctor Luis Reyes, explica que, aunque las infecciones por el VPH son muy comunes, casi todas desaparecen sin síntomas y sin tratamiento, algunas en el transcurso de unos años.


Pero advierte que las infecciones persistentes por VPH pueden causar daños a las células y, si no se tratan las zonas afectadas, puede convertirse en cáncer. “El virus de papiloma puede causar verrugas genitales, verrugas en cualquier parte del cuerpo, lesiones precancerosas y cáncer invasivo del cuello del útero, cáncer de pene, cáncer vulvar, cáncer vaginal, cáncer anal, cáncer orofaríngeo”, informa el médico.


Muchas mujeres tienen el virus del papiloma y su prueba de tamizaje, que es el papanicolao convencional, resulta negativa, pues el análisis no es cien por ciento seguro. Esto quiere decir, que esta prueba no detecta en el cien por ciento los casos el virus.


No obstante, hay otras pruebas más específicas para la detección del virus como el “Thinpre pap test”, el problemas es que la mayoría de los seguros médicos no la cubren y el paciente tendría que pagarla. También existe otra prueba como la “aptima”, que detecta virus de papiloma de bajo y de alto riesgo.


El especilista expresa que tener muchas parejas es un factor de riesgo importante, pero que la mayoría de las infecciones por VPH desaparecen por sí solas sin causar alguna anomalía, aún entre mujeres que presentan cambios anormales celulares cervicales por un tipo de infección persistente por virus de alto riesgo, y agrega que, la mujer fumadora, que se infecte con virus de papiloma de alto riesgo, tiene mayor probabilidad de contraer cáncer del cuello del útero que la que no fume.