aeSANTO DOMINGO.- A partir de la firma del Acuerdo Marco de Colaboración entre la Suprema Corte de Justicia (SCJ) de la República Dominicana y el Consejo General del Poder Judicial de España, en 1999, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) ha dado un apoyo sostenido al fortalecimiento de todo el sistema judicial del país, con acciones diversas y subvenciones por un monto de un millón, 902,000 euros.


De esa manera, la AECID se ha enfocado en su propósito de contribuir con el estado de derecho y la consolidación de un sistema de administración de justicia eficaz e independiente en República Dominicana.


María Belén Pascual de la Parte, responsable de proyectos de Gobernabilidad de la AECID explica que a través de la SCJ, la entidad ha contribuido con el desarrollo de la carrera judicial, la capacitación, el fortalecimiento institucional, el acceso a la justicia, la transversalización de la política de igualdad de género, el Consejo del Poder Judicial y la Insectoría Judicial.


La asistencia ha incluido la elaboración del marco reglamentario de la Ley de Carrera Judicial, mediante el cual se regularon los derechos, deberes, responsabilidades, prohibiciones e incompatibilidades de los jueces, así como los sistemas y subsistemas y la evaluación del desempeño, para garantizar la estabilidad y la independencia.


“Se ha apoyado la carrera judicial desde hace mucho, con la reglamentación interna, y se fortaleció el sistema de carreras hasta el punto en que ha adquirido rama constitucional”, afirmó Pascual de la Parte. Agregó que al regularse la forma de ingreso, “desapareció el nombramiento de jueces por amistad o cualquier otra causa no profesional. Ahora se entra desde abajo. La reglamentación regula no sólo el ingreso, sino la formación continua, el régimen disciplinario y la inspectoría”.


La AECID también ha contribuido con el fortalecimiento de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ), a través de la regulación de una estructura adecuada a una nueva metodología de trabajo y la elaboración de manuales de funciones y procedimientos, y su implementación.


Además, según explicó Pascual de la Parte, se ha dado apoyo a la capacitación en dicha escuela en las vertientes inicial y continua.


La cooperación española también dio su respaldo al Centro de Documentación Judicial de la ENJ, aumentó su acervo bibliográfico, físico y virtual.


En cuanto a fortalecimiento institucional, la AECID contribuyó con la planificación y elaboración del Plan Estratégico Institucional del Poder Judicial para el periodo 2009-2016, y ha implementado herramientas de recolección de estadísticas judiciales, con informes periódicos de los resultados, por tribunales, lo que hizo posible una plataforma institucional de información.


Además, se creó la División de Seguimiento y Evaluación de las actividades del Poder Judicial y se fortaleció la Inspectoría Judicial, con la elaboración de un Manual de Procedimiento cuyo objetivo es unificar criterios de actuación de las diferentes unidades. Igualmente, el Consejo del Poder Judicial fue apoyado con la elaboración en 2013 de un Reglamento sobre Organización y Funcionamiento.