presaCon la negativa de habitantes de Jaquimeyes, uno de los poblados puestos bajo alerta por el desagüe de la presa de Sabana Yegua, el gobernador Pedro Peña Rubio activó el Plan Regional de Emergencia.



Gorki Batista, residente en la comunidad de Jaquimeyes, dijo que ese municipio se opuso al desagüe de la presa porque, afirma, no se avisó con tiempo para que los residentes de los poblados que resultaran afectados tomen las previsiones necesarias.


Se recuerda que la tarde del martes, el Centro de Operaciones de Emergencia (COE) emitió alerta roja para las comunidades del suroeste, por una prueba de descarga desde ayer y hoy de la compuerta rehabilitada del túnel “C”, de desagüe de fondo, de la presa de Sabana Yegua.


En la sede de la Defensa Civil, el gobernador Peña Rubio, el director regional del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos  (Indrhi), Martín Matos; Felipe Sisa, del Acueducto  Regional del Suroeste (Asuro); el director regional sur de la Policía, general Máximo Báez Aybar; el jefe de la Quinta Brigada de Infantería del Ejército, coronel Vicente Mota Medina; la dirección provincial de Salud, los alcaldes de Santa Cruz de Barahona, Fundación y Jaquimeyes, Noel Suberví, representado en Darío Piñeyro, Miguel Ángel Segura y Domingo Matos, respectivamente; Augusto Moreta, director regional de la Defensa Civil, entre otros, iniciaron ayer el operativo y la alerta roja con el propósito de evitar pérdidas de vidas humanas y materiales.


Las comunidades bajo alerta roja por el desagüe son Tamayo, San Ramón, Los Conuquitos y Vuelta Grande, de la provincia Bahoruco; Las Minas, Quita Coraza, El Higuito, El Memiso, Fondo Negro, Arroyo Grande, Vicente Noble, Canoa, Bombita, Jaquimeyes, Palo Alto, El Peñón, Pescadería, Hato Viejo, Fundación, La Hoya, Habanero y Cabral, de la provincia Barahona.


En tanto que los afectados en la provincia Azua de Compostela son Los Bancos, Villarpando, Arroyo Salado, Magueyal, Periquito, San simón, Hato Nuevo, Batida, Orégano Grande y Monte Grande.


Se espera un caudal estimado de entre 250 a 280 metros cúbicos por segundo en un tiempo de 30 minutos, lo que provocará una onda de descarga de 18 a 24 horas aguas abajo de la presa hasta la desembocadura de la Bahía de Neiba.


Peña Rubio dijo que cada una de las instituciones que componen el Plan Regional de Emergencia, incluidos los municipios, saben cuál es su función y acciones a tomar cuando ocurren situaciones como esas. Augusto Moreta, de la Defensa Civil, dijo que desde que el organismo recibió la información está enfocado en la prevención.