vic


En los planes de los abogados que brindan apoyo a las 15 mujeres presuntamente abusadas por el sacerdote Juan Manuel de Jesús Mota (padre Johnny), contemplan solicitar trasladar el caso a otra jurisdicción, debido a la desconfianza que tienen de que se haga justicia. 


 En el caso de la querella formal que prepara el abogado Félix Portes contra el cura católico está el delito de abusar sexualmente a varias menores.


La decisión es tomada al ver que los testimonios de las víctimas no han encontrado aún eco en las autoridades del Ministerio Público de esa jurisdicción, pese a que la denuncia fue hecha en junio de este año.


Dos de las damas abusadas cuando apenas tenían 14 años dicen temer que el caso se esfume y denuncian el acoso al que son sometidas por seguidores del religioso.


El fiscal de Constanza, Fernando Quezada, dijo que en los próximos días la comisión que investiga la denuncia se referirá al caso. Reconoce que avanzan en las diligencias procesales, pero dijo no pude referirse al caso, por no ser el vocero de la comisión.


En la demanda que interpondrá Félix Portes además tiene previsto recusar al fiscal de Constanza, Fernando Quezada, y al procurador de la Corte de Apelación, Víctor González a los que acusa de engavetar el expediente acusatorio pese a tenerlo a manos desde el pasado mes de junio.


Cuestionamiento


El jurista, quien representa a tres de las víctimas, confirmó a elCaribe que allegados al cura católico, amenazan de muerte al esposo de una de las acusadoras.


En la imposición de querella en constitución en acto civil en el caso del sacerdote Juan Manuel de Jesús Mota, es acusado de violar los artículos 330, 331, 333, y 333-1, 333-2, 309, 309-3 y 310 del Código Penal dominicano.


Además es acusado de violar los artículos 12, 24, 414, 396 a, b y c y el 397 del código para el Sistema de Protección y los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes ley número 136-03.


Hasta la tarde de ayer, Portes aún no se había querellado formalmente como había anunciado.


Según Portes, algunas de las víctimas fueron interrogadas ayer en la Fiscalía de La Vega y en los próximos días serán evaluadas psicológicamente en Santo Domingo.


De las tres mujeres representadas por Portes, todas eran menores cuando el cura supuestamente tuvo relaciones sexuales con ellas.


En los archivos del Ministerio Público tienen al menos 15 víctimas, incluido madre e hijas presuntamente seducidas por el cura, mientras en el Ministerio de la Mujer contabilizan doce casos de víctimas.


En Constanza, el caso de acusación contra el religioso ha causado prácticamente enfrentamientos entre los que consideran se trata de una trama en su contra y quienes desde hace algunos meses vienen brindado el apoyo a las mujeres que lo denunciaron.


En apoyo a las demandantes se sumaron la Coordinadora Mujeres del Cibao, Movimiento Feminista Hermanas Mirabal, el Núcleo de Apoyo a la Mujer, Fundación Mujer Iglesia, Casa Abierta, quienes además ofrecerán asesoría legal.
Dicen que llevarán el caso hasta las últimas consecuencias, debido a la gravedad de los hechos.