env


Barahona. Un joven de 26 años se envenenó al ingerir una sustancia desconocida, supuestamente por el amor de una mujer, mientras estaba en su residencia ayer.


El occiso fue identificado como Francisco Gabriel Cuello Montero (Chicole), quien residía en la calle Independencia, en el barrio Savica en la parte alta de esta localidad.


Francisco tenía un  escrito con un creyón rojo en el  brazo izquierdo que decía, “te quiero mucho mi amor”, refiriéndose a una mujer que no fue identificada.


Al lugar se presentó el médico legista de esta ciudad, Miguel García Ortiz, quien certificó que Cuello Montero murió envenenado al ingerir una sustancia desconocida.


La procuradora fiscal adjunta, Danirys Altagracia Pérez Sánchez, también acudió al lugar de la tragedia junto a algunos agentes policiales.


El cadáver de Cuello Montero fue encontrado boca arriba, descalzo y sin camisa, al lado de su cama y en la mano un vaso de vidrio con residuos de la sustancia que ingirió.


De su lado, agentes policiales están investigando el caso para determinar si actuaron manos criminales y el cadáver fue entregado a sus familiares.