cami



La crisis en la recolección de los desechos sólidos continúa en el gran Santo Domingo, debido a problemas en la disposición final que existe en el vertedero de Duquesa, donde este martes las volquetas y camiones compactadores tardaban entre cuatro y seis horas para verter sus cargas.


Ayer existían dos filas de camiones, una en la carretera que conduce a la entrada del vertedero, donde está colocada la balanza, y otra en el interior para verter en uno de los tiros medianamente habilitado.


Por otro lado, las volquetas que trasladan cada una 25 toneladas de basura se entrecruzan en la entrada del vertedero buscando espacio para descargar, debido a que no pueden penetrar al interior del basurero porque las entradas están repletas de desperdicios.


Las retroexcavadoras que iniciaron las labores de descongestionamiento de las vías de acceso no han podido con las montañas de basura y algunas se encuentran fuera por problemas mecánicos. A todo esto se suma que Duquesa sigue sin un administrador técnico y el extranjero que prometió el alcalde Francisco Fernández que comenzaría el pasado lunes ayer no había llegado, por lo que en el lugar se sigue laborando sin ninguna planificación.


Los directores de aseo de los ayuntamientos del Distrito Nacional (ADN) y del municipio Los Alcarrizos deploraron el estado de Duquesa y las dificultades que confrontan para cumplir con el servicio en sus respectivas localidades.