cem



Santiago. La falta de política en materia de cementerios por parte de las autoridades locales y del Gobierno, ha dejado a Santiago sin espacios para enterrar sus muertos.


Esta situación ha motivado que se disparen los precios de los espacios en los camposantos, donde se paga hasta RD$750,000, por una bóveda, esto es un área de 64 pies cuadrados, con capacidad para siete nichos, según explicó Marino Martínez, director del cementerio de la 30 Marzo.


“Aquí en este cementerio no hay espacio”, dijo el funcionario, quien negó  la construcción de nichos en los pasillos y las áreas de jardines, como se ha denunciado.


Martínez explicó que las bóvedas de 64 pies cuadrados, también calificadas como edificios, son rentadas por el ayuntamiento municipal a RD$34,000, por 30 años, mientras que los nichos independientes se rentan a RD$1,200, por cuatro años.


Según explicó Martínez, hay espacios que son negociados a precios libres por sus dueños, no por el ayuntamiento y aclaró que, en ese caso, lo que se vende es la estructura, no el terreno, porque la tierra es propiedad municipal, aunque se hace un contrato de perpetuidad.


Buscan espacio


Para encarar la situación de falta de espacio, Martínez adelantó que se construirán 400 nichos nuevos, encima de las bóvedas que pertenecen al ayuntamiento, estos nichos también se venderán a RD$1,200, a menos que no haya una disposición municipal que cambie los precios.


Reynaldo Peguero, director ejecutivo del Plan Estratégico de Santiago, consideró que lo que ha ocasionado la falta de espacio para enterrar a los muertos en Santiago es que las distintas administraciones del ayuntamiento ni el Gobierno central han tenido como prioridad una política en ese sentido.


El técnico del Plan Estratégico afirmó que como las condiciones de la ciudad de Santiago han cambiado, la situación hoy es más difícil. Consideró inadecuada la propuesta de que se insista en hacer un cementerio en zonas del área de influencia del río Yaque del Norte, porque los preceptos municipales y de urbanismo indican que es contraproducente que se hagan enterramientos en espacios inundables.