tap


SANTIAGO, República Dominicana.- Con una población de 942,509 habitantes, según el IX censo de Población y Vivienda realizado en el 2012 por la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), la ciudad de Santiago se encuentra sumergida en el caos por el desorden del tránsito vehícular.




Gremios de transportistas de la zona están planteando soluciones viales urgentes como la construcción de nuevos elevados, túneles y pasos a desniveles como alternativas para solucionar esos problemas.


En marzo pasado el ministro de Obras Públicas, Gonzalo Castillo anunció, durante un encuentro con ejecutivos de la constructora brasileña Obedrecht y sectores representativos de Santiago, que el Gobierno construirá 11 grandes obras viales en la ciudad norteña, que incluyen nuevos túneles y elevados, pasos a desniveles, avenidas y otras.


Estas obras fueron consensuadas durante una reunión que sostuvo el presidente Danilo Medina con los diferentes sectores de la provincia a principios de año.


El presidente de la Central Nacional de Trabajadores del Transporte (CNTT), Juan Marte, dijo que de las 32 provincias que tiene el país, Santiago solo está por debajo en tamaño y población por la provincia de Santo Domingo, que según el IX censo de Población y Vivienda, tiene 2,359,327 millones de habitantes, por lo que urge que se le preste más atención.


“Desplazarse a cualquier hora del día y la noche por las calles y avenidas de Santiago, es una odisea y el problema tiene una tendencia a agravarse en detrimento de los ciudadanos y la clase choferil”, expresó a Efe Marte.


El gremialista lamentó que el caos que existe en la actualidad en la ciudad de Santiago, ha provocado que los transportistas y conductores consuman más combustibles.


Subrayó que los taponamientos son frecuentes en Santiago, lo que desespera a conductores y chóferes del transporte público.


Los gremios choferiles dicen que esperan que la situación del tránsito mejore en la ciudad, cuando se termine de construir la Avenida Circunvalación Norte que construye el Gobierno a toda velocidad a través de las firmas contratistas Obedrecht e Ingeniería Estrella.


La obra tiene como propósito descongestionar parte del tránsito en la segunda ciudad del país, ya que los vehículos que se desplazan a la costa norte, el noroeste y la zona fronteriza dominicano-haitiana, no tendrían que cruzar el casco urbano como actualmente ocurre.