sac



Es la afirmación que hizo esta mañana el sacerdote, Juan Manuel Mota de Jesús (Padre Johnny) , quien está acusado de violar al menos 15 mujeres en Constanza.


Entrevistado en un programa radial dijo que hasta el momento no hay una acusación formal en su contra y manifestó que quiere que le demuestren que violó a esas mujeres, incluidas jóvenes menores de edad.


A pesar de que el sacerdote afirma que no hay una acusación es su contra, la  semana pasada, jóvenes de Constanza denunciaron ante el Ministerio Público de esa localidad  que  fueron abusadas sexualmente cuando eran menores de edad   por el Padre Johnny, quien es, oriundo del municipio de Cotuí.


Las mujeres solicitaron al Ministerio Público realizar una minuciosa investigación al sacerdote a quien acusan de haber realizado orgías y otros hechos que son  abominables ante los ojos de la institución que  el cura representa.


El ministro católico lleva 12 años asignado en la parroquia principal y en la Catedral de San Pedro, que anteriormente era una capilla y que fue convertida en parroquia. Actualmente  el cura funge como párroco.


La denuncia fue hecha ante el fiscal Fernando Quezada y en su primera fase el caso fue remitido a la Procuradora de la Mujer, Roxanna Reyes,  con la finalidad de que las víctimas cuenten  con garantías de la investigación judicial.


El “Padre Johnny”, según  los denunciantes, habría abusado  por más de diez años de su autoridad y de su investidura en detrimento de las menores, en franca violación a su deber.


En tanto, este fin de semana, el abogado Félix Portes ofreció sus servicios jurídicos gratitutamente a las mujeres que acusan al sacerdote de violación.