ru



NUEVA YORK._ En una advertencia inusual y que insta a sus ciudadanos a evadir la justicia norteamericana, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia alertó desde ayer lunes a sus nacionales a no viajar a países como la República Dominicana y Costa Rica en América Latina y España y Letonia en Europa, debido al riesgo que enfrentan de ser arrestados o secuestrados y extraditados a los Estados Unidos.


La advertencia está dirigida específicamente a los rusos que tienen cuentas pendientes con las autoridades norteamericanas o que son buscados por la justicia de ese país por acusaciones respecto a diferentes delitos.


El ministerio de exteriores ruso, sorprendió con la alerta debido a que los gobiernos generalmente lanzan ese tipo de advertencia a ciudadanos de sus países cuando se desplazan a naciones en situaciones de guerra, terrorismo, brote epidémicos de enfermedades y otros que no tienen nada que ver con asuntos judiciales. Los países mencionados por Rusia, mantienen tratados de extradición con Estados Unidos.


“Advertencia para los ciudadanos rusos que viajan al extranjero: recientemente los casos de detenciones de ciudadanos rusos en varios países a petición del gobierno de Estados Unidos con el objetivo de extraditarlos y enjuiciarlos legalmente, se han vuelto más comunes”, reza el comunicado del Kremlin a sus nacionales.


Rusia recordó que en julio de este año fue detenido en la República Dominicana su ciudadano Aleksandr Panin, buscado por Estados Unidos por delitos cibernéticos en una decisión criticada por la Ministro de Exteriores María Zakharova, quien dijo que ese tipo de detenciones son “viciosas, absolutamente inaceptable e inadmisible” y exigió que los norteamericanos soliciten la detención de rusos directamente a Moscú en virtud de un tratado sobre materia penal que data de 1999.


No existe un acuerdo formal de extradiciones entre los norteamericanos y los rusos. “La práctica demuestra que los procesos judiciales contra los extraditados y secuestrados llevados a Estados Unidos, tiene un carácter sesgado sobre una base inestable de pruebas y una inclinación expresamente brusca hacia la culpabilidad”, agrega el Ministerio de Exteriores ruso.


La extradición, ha sido un tema secularmente polémico entre Estados Unidos y Rusia el reciente caso del ex contratista de la CIA Edward J. Snowden, fugitivo de la justicia norteamericana y buscado por acusaciones de espionaje criminal y que consiguió asilo temporal en Rusia, reabrió la controversia entre ambas naciones.


En respuesta a las exigencias del gobierno de Washington para que los rusos entregaran a Snowden, el Kremlin dijo que los norteamericanos han ignorado sistemáticamente peticiones de extradiciones de los rusos.