Decenas de agentes policiales apostado mantienen cercada una suntuosa residencia ubicada en la calle principal del Reparto Las Américas, en Boca Chica, donde supuestamente está escondida parte de una mercancía robada a dos furgones.


Los furgones contenían pañales desechables valorados en más de tres millones de pesos. En el lugar se encuentra el fiscal Feliz Contreras a la espera de la orden para proceder a allanar la residencia en cuyo interior alegadamente permanecer varias personas.


Las labores están siendo encabezadas por el teniente coronel Francisco Pérez, subdirector de la dirección de Investigaciones Criminales  -Dicrim- en Boca Chica. Por el caso hay siete personas detenidas. La mansión, que tiene una piscina, está enclavada en una zona boscosa.