nun



El rector de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), monseñor Agripino Núñez Collado, declaró ayer  que tan pronto el Sumo Pontífice se enteró de que el nuncio apostólico  en Santo Domingo, monseñor    Joseph Wesolowski, andaba  “en malos pasos” lo destituyó.  Núñez Collado dijo que es una situación que realmente avergüenza y lastima la conciencia de todos los católicos.


“Una persona puede tener sus debilidades si se quiere, pero los abusos con los menores, con los niños, son cosas imperdonables; eso no cabe en una cabeza normal y por lo tanto nadie puede aprobar eso”, dijo. Recordó que el Papa Francisco fue el que  aumentó los castigos para los sacerdotes pederastas.


Núñez Collado dijo que en el caso de Wesolowski está fuera de la jurisdicción  de la Iglesia Católica dominicana por tratarse de un diplomático. No obstante aseguró que la Santa Sede actuará en consecuencia.


Al preguntársele quién informó de la situación, dijo suponer que fue el cardenal. El rector del centro académico fue entrevistado por los periodistas luego de la  firma de un acuerdo con  el PNUD y la Cámara de Diputados sobre pasantías estudiantiles en el organismo legislativo. 


“Eso fue una sorpresa para mí, personalmente, que tenía muy buenas relaciones con él (Joseph Wesolowski), y que él asistía a todos los actos de la universidad, parecía un hombre piadoso. Para mí fue una sorpresa. Es algo inaudito que un embajador de la Santa Sede haga eso”, enfatizó.