aca



ACAPULCO, MÉXICO. AFP – Vuelos comerciales y militares empezaron a evacuar ayer a los miles de turistas varados en Acapulco por las fuertes tormentas que azotan a México, donde hubo al menos 47 muertos por la inusual combinación de dos ciclones que aún amenazan con causar más daños.


La emergencia prosigue en buena parte del país por las lluvias, inundaciones y destrozos causados por Ingrid y Manuel, de los que apenas quedaban remanentes hasta que este último fenómeno se fortaleció en la tarde del martes a depresión tropical.


En el balneario de Acapulco (Océano Pacífico), que quedó prácticamente incomunicado, tres aerolíneas comerciales empezaron a fletar vuelos especiales para turistas varados desde su aeropuerto internacional, que fue cerrado el fin de semana por las inundaciones sufridas en la terminal, mientras que aparatos de las Fuerzas Armadas despegaban desde una base militar próxima también trasladando a visitantes.


Equipos de rescate siguen tratando de retirar los escombros por derrumbes en las dos carreteras por las que arriban a Acapulco numerosos turistas de Ciudad de México, que no serán habilitadas al menos hasta hoy miércoles.  


Con la esperanza de encontrar un espacio en los vuelos, unos 2,000 turistas hacían fila ayer en un centro de espectáculos de Acapulco habilitado para que las aerolíneas organicen los turnos de salida.


Valentín Mario Calderón fue uno de los visitantes que logró obtener boletos para partir junto a su esposa y tres sobrinos con los que llegó para aprovechar el puente por el feriado del lunes en este legendario puerto, que hace décadas era el destino favorito de muchas estrellas de Hollywood pero que ahora padece una fuerte ola de violencia atribuida al narcotráfico.


“Desde la madrugada del sábado ya no se veía nada hacia el mar. Había mucho viento, las ventanas del cuarto se azotaban. El domingo cayó una tromba y pensamos que venía un tsunami y pues nos encomendamos a la fe de Dios”, relató Calderón.


La oficina de prensa de Aeroméxico dijo a la AFP que contempla trasladar a unas 900 personas en cinco vuelos y a unas 1,000 más hoy miércoles.