limp


A pesar de la mala percepción que tienen los conductores sobre los limpiavidrios, niños, adolescentes, adultos y ancianos que se dedican a ofrecer este servicio alegan que lo hacen para sobrevivir y mantener a sus familias.


En un día de trabajo, un limpiavidrios se gana entre 350 y 250 pesos, puesto que los conductores les dan lo que ellos quieran y a veces no les dan nada.


El pasado sábado un chofer mató de un tiro en la cabeza al limpiavidrios identificado solo como Miguel, en la avenida Sarasota esquina Jiménez Moya, del sector Bella Vista.


“Lo que hizo ese caballero no estuvo bien, pero te voy a ser sincero, yo limpio vidrios porque tengo tres hijos que mantener y como no voy a robar,  hago esto. El que quiere darme algo, que me lo dé, y el que no, amén.


A veces hay personas que andan con problemas y yo no puedo hostigar a nadie para que me dé algo”, expresó José Rolando Sánchez, quien tiene más de 10 años en la avenida Máximo Gómez con 27 de Febrero.


Durante un recorrido por concurridas avenidas del Distrito Nacional, choferes privados y públicos manifestaron que a pesar de que estos muchachos son “molestos”, no es motivo para quitarles la vida.