cam



SANTIAGO. El Arzobispado de la Arquidiócesis de Santiago y Monseñor Antonio Camilo González, Obispo de La Vega, pidieron ayer perdón a las personas afectadas por supuestos abusos cometidos por representantes de la iglesia Católica.


“Pedimos perdón a las personas afectadas, a sus familiares, a la sociedad y al pueblo sencillo, por las veces que con el mal ejemplo y la falta de un testimonio coherente, como servidores de Jesucristo, hemos ofendido”, expresó el Arzobispado en un breve comunicado.


Al mismo tiempo pidieron al Ministerio Público continuar las investigaciones de los casos denunciados, “para que prevalezca la verdad, y se actúe según lo dictado por la Ley”. “Hay que investigar los hechos en los cuales se han visto envueltos hijos de la familia de la Iglesia”, apuntó el organismo de la Iglesia Católica dominicana.


En tanto, la Conferencia del Episcopado de Santo Domingo ofrecerá hoy una rueda de prensa en la que dará “a conocer informaciones sobre los últimos escándalos en los que se han visto involucrados algunos miembros de la Iglesia”.


El miércoles, la iglesia católica confirmó que la destitución del nuncio apostólico, Józef Wesolowski, se debió a “malos pasos” relacionados con acusaciones de pederastia.


También el sacerdote Juan Manuel Mota de Jesús, “Padre Johnny” fue acusado en Jarabacoa, La Vega, de violar a varias menores de edad. En mayo, el religioso Wojciech Gil (Alberto) fue acusado de violar a unos 14 niños en una comunidad de Santiago.